top of page

“Los chicos con problemas de lenguaje aprenden más de lo que ven, que de lo que escuchan o leen"

En el episodio 24 de #CHATDEMAMIS, Maria Julia Oliván aborda con Verónica Maggio, especialista en fonoaudiología, los desafíos en el tratamiento de trastornos del lenguaje en niños.





En este capítulo, la Dra. Verónica Maggio, devela cómo se conforma la arquitectura de las palabras, y brinda una guía con pautas claras y sencillas para ayudar a los padres a mejorar la calidad de la comunicación de sus hijos con su entorno.


Veronica Maggio tiene más de 30 años de profesión y es una de las máximas referentes en el tratamiento de Trastornos Específicos del Lenguaje (TEL) en niños. Es coordinadora del Servicio de Fonoaudiología del Hospital Austral, profesora universitaria y autora de varios libros, entre ellos, dos de sus últimos hits: Cuentos adaptados para curiosas y curiosos 1 y 2; donde a través de las historias, busca dar significado a las palabras, despertar la curiosidad, motivar la imaginación, y dar rienda suelta a la creatividad de los chicos diagnosticados con TEL.


-Pero, ¿Qué implica tener un trastorno del lenguaje?


En la infancia se pueden dar dos casos: por un lado, los retrasos del lenguaje, donde los niños pueden aprender a hablar un poquito más tarde, tal vez seis meses después de lo previsto. Este es un proceso transitorio y se soluciona en algunas sesiones con profesionales médicos.

Hay otros casos, donde los chicos tardan en desarrollar el lenguaje y cuando empiezan a decir sus primeras palabras se nota que cuentan con poco vocabulario, o que les cuesta mucho aprender a armar oraciones, o que pronuncian muy mal, o muestran problemas para entender, o todo eso junto. En este caso hablamos de Trastornos Específicos del Lenguaje (TEL).

Dentro de este universo hay una variedad enorme de desafíos: están los chicos que tienen muchos problemas para entender y para hablar, otros casos en los que tienen solo dificultad para hablar, que se manifiesta como problemas para recordar las palabras, para armar oraciones, para pronunciar, para ser entendidos.

Hay muchos chicos con problemas de lenguaje que hablan bien, pero las dificultades se manifiestan de otra manera. Son chicos que no tienen problemas evidentes, pero que no entienden por ejemplo las frases largas, o la información que es más abstracta, o no pueden hacer relatos organizados de lo que tienen que contar. El tema de la comunicación no está sólo determinado por el habla, sino también por entender lo que se escucha, e interpretar el contexto en el que se dice lo que se dice.


-¿Qué diferencia hay entre el diagnóstico de Trastorno Específico del Lenguaje y el de Trastorno del Espectro Autista?


Los chicos que están dentro del espectro autista (TEA) tienen problemas en la comprensión del lenguaje. Aun los casos en los que los niños puedan hablar, no desarrollan plenamente el sentido de la comprensión. Lo voy a poner en un ejemplo: las personas al comunicarnos hacemos una síntesis de lo que escuchamos, de los gestos del otro y de lo que pasa alrededor; todo esto al mismo tiempo. Esto nos hace un buen “comprendedor”. Una persona que entiende el contexto, lo que está escuchando y lo que interpreta de los gestos del otro.

Ahora, cuando algunos de estos puntos queda afuera, porque no lo podes leer (o interpretar), te transformas en un “comprendedor literal”, alguien que no toma el contexto y que solo entiende (hasta cierta medida) la palabra del otro. Es como cuando hablan otro idioma y no entendés los chistes, porque no tenes contexto. Algo similar ocurre con el proceso de comprensión en los casos con TEA.

Los niños con trastornos del lenguaje(TEL) muchas veces pueden comprender lo que les dicen, pero su problema principal es la imposibilidad de hablar o comunicarse.


-¿El desgaste neurológico de estos niños para comunicarse es similar al de hablar una segunda lengua?


Cada proceso comunicativo merece una atención especial. En el caso de los niños con TEL, el lenguaje no es un proceso automático. Requiere un esfuerzo extra.

Lo importante es acompañarlos y darles herramientas.Uno de los recursos más importantes es el visual, porque todos los chicos aprenden más de lo que ven que de lo que escuchan.

Lo que se ve permanece más, no es tan evanescente como el lenguaje.Todos aprenden, aun los niños con dificultades en el desarrollo. Todos aprenden mucho más a través de lo que ven.

Una herramienta para ayudar a mejorar la comunicación de los niños con trastorno del desarrollo es el uso de técnicas que acompañan la incorporación de lenguaje.


-¿Qué es el lenguaje bimodal y la comunicación aumentativa alternativa?


Ambos son recursos para complementar el lenguaje. La comunicación aumentativa alternativa es una herramienta que nos permite comunicarnos a través de otros sistemas, como puede ser el registro pictográfico, alguna aplicación digital, etc. El principal objetivo de este sistema es desarrollar o recuperar la capacidad de comunicación.

Hay otro recurso, que se llama la comunicación bimodal y donde, a través de gestos acompañamos las palabras y los ayudamos a evocar el lenguaje, esto es recordar las palabras asociadas a los objetos y a los eventos.

Aquí no se trata de gestualizar todo lo que uno dice, como en la lengua de señas, sino que usamos las palabras, respetando la gramática, y sumando gestos en algunos casos.


-¿Cómo es el proceso de aprendizaje del lenguaje en niños con estos diagnósticos?


En la primera infancia de los niños con TEL o TEA lo más importante es comunicarse: si es con pictogramas, con señalamientos, con gestos o con la tablet, no importa. Lo importante es notar la intención comunicativa.

Luego, viene la etapa del entendimiento, de la comprensión. En esta etapa se suma a los padres para que implementen técnicas de habla. Ahí entra a jugar la cantidad de palabras que se usan, el tono en el que se las usa. En este caso siempre recomendamos hablar con frases cortas y usando palabras fáciles. Siempre es mejor hablar con frases cortas y no tratar de ser grandilocuente o extenderse en una explicación u orden porque al niño le va a costar internacionalizar el mensaje.


En muchos casos los papás de niños diagnosticados con algún trastorno neurológico o de lenguaje tendemos a sobreprotegerlos. Les hacemos la tarea, contestamos por ellos, decidimos por ellos.

-¿Cómo se trata este tema y cuál es la mejor forma de ayudarlos?


Es importante que los padres incentiven a los niños a manejarse con la mayor autonomía posible, no exigirles menos de lo que pueden. Hay que dejar que hagan, porque ellos aprenden así. Puede resultar cansador, agobiante, reiterativo, angustiante; pero ellos solo aprenden de esa forma.

Mira la importancia de esto. Cuando se mide la capacidad de una persona hay dos variables que se tienen en cuenta, una es el coeficiente intelectual y otra es la capacidad adaptativa. Entre estas dos, siempre es más importante la capacidad adaptativa; te trae menos problemas a la larga. Les da herramientas que les van a permitir sobrevivir.

Te doy un ejemplo: tuve un paciente con síndrome de down que iba al consultorio, con un bajo coeficiente intelectual al que la mamá le enseñó a hacer sus cosas solo desde chico: él se lavaba los dientes, se vestía, se preparaba el desayuno. El nene no podía casi hablar, ni escribir, pero sabía manejarse, y tenía la posibilidad de salir con amigos y tener una vida social activa gracias al esfuerzo de su madre que no bajó los brazos y le enseñó que él podía solo.

Hay que prepararlos para que puedan defenderse en el mundo. la sobreprotección nunca ayuda. Los chicos con TEL tienen que intentar comunicarse, de algún modo, hay que hablarles, hay que invitarlos a que nos indiquen que quieren, no interpretarlo todo el tiempo, no contestar por ellos. Tenemos que incitarlos a comunicarse porque solo así pueden comprender el contexto socio-ambiental en el que están insertos.

Para acompañarlos en este proceso, Maggio dio algunas pautas que pueden ayudar en el tratamiento y desarrollo del lenguaje en niños con TEL y TEA:


1-Hablarles cara a cara y lentamente. La lectura de labios colabora en la mejor decodificación verbal

2- Utilizar frases cortas con palabras sencillas

3-Acentuar las palabras más importantes de la frase

4-Siempre que un niño señale los objetos, es necesario que el adulto lo nombre, y luego de dos o tres intentos en el que el niño no repite lo señalado, el adulto debe decir la sílaba inicial de la palabra para facilitar que el niño la diga

5-Cuando el niño diga la palabra o la frase de manera desdibujada, el adulto debe repetir la palabra o frase bien estructurada, a eso se denomina modelado.



77 visualizaciones0 comentarios
bottom of page