top of page

Consejos para ayudar a viajar a un menor con TEA

Estos consejos te van a ayudar, en cualquier circunstancia, a mejorarle el viaje a tu hijo, haciéndolo menos estresante, menos agobiante y más relajado.

Por más que lo necesitemos con desesperación, la hora de viajar es un momento estresante y agotador para las familias de menores con TEA (Trastorno del Espectro Autista). Ellos más que nadie conocen el desafío que implica afrontar nuevas situaciones. Ya sea en un avión, en auto o en micro, cada medio conlleva mucha responsabilidad, atención y cuidado por parte de los padres y de las autoridades que controlan el espacio (aeropuerto, estación de micro, etc). Como padres, queremos que nuestros hijos afronten la situación de la mejor manera posible, y para eso precisan de nuestra ayuda. Hoy te vamos a dar algunos consejos que pueden ser útiles en el próximo viaje.


VIAJE EN AVIÓN

El aeropuerto puede generar en el niño con autismo una alta carga de ansiedad y estrés. Es un ambiente novedoso, que causa mucha incertidumbre en el menor, y lo enfrenta a distintas experiencias; incluso, lo expone a imprevistos que solo empeoran la situación.




Para superar esto de la mejor manera, intentá seguir estos consejos:

  • Prepará al menor con anticipación: La antelación es fundamental para que los niños asimilen poco a poco el cambio que se acerca en su rutina. Esto incluye el viaje y la nueva rutina que se adoptará en el destino.

  • Transmitile con claridad todo lo que va a ocurrir y las cosas nuevas que va a conocer: Eso lo ayudará, en menor o mayor medida, a adaptarse al ambiente de incertidumbre que vive.

  • Ensayá situaciones que se podrían vivir allí: Todos conocemos la engorrosa burocracia y las largas filas que debemos superar hasta abordar el avión.

No olvides que el aeropuerto es un ambiente de alta estimulación sensorial. Por eso, cada cuidado y prevención puede beneficiar al niño con TEA y ayudarlo a tener el viaje más relajado posible.


VIAJE EN AUTO O MICRO

El auto o el micro implican probablemente viajes largos que agotan la paciencia de cualquiera. Si es la primera vez que el niño realiza un viaje en auto, es conveniente que un adulto lo acompañe en el asiento de atrás. En primer lugar, eso hará sentir con mayor seguridad al menor y, segundo, será más rápida y fácil la ayuda en caso de una crisis emocional.




En estos casos, sigue siendo conveniente anticiparle al niño la experiencia que va a vivir en los días posteriores. La explicación, claro, será en función del menor y de su capacidad cognitiva, ya sea con el uso de pictogramas, o diciéndoselo varios días de forma consecutiva, por ejemplo. Al subirse al transporte, sea un auto o un micro, repasemos junto a él la nueva rutina y el paso a paso del viaje.


Es importante también llevar en el equipaje algún elemento o actividad que sirva de estímulo externo, desde un llavero hasta juegos. Esto calmará al niño en picos de estrés o cansancio emocional producto del largo camino. Pase lo que pase, no tengas apuro en llegar al destino. Hacé las paradas que sean necesarias para que el viaje sea lo más llevadero y menos estresante posible. Por sobre todo, es fundamental utilizar apoyos visuales, mantener la calma, hacer buen uso de la tecnología (recomendación especial para viajes en micro) y ser más permisivo de lo normal.


LA IMPORTANCIA DEL ENTORNO PARA UN NIÑO CON TEA

Más información es menos incertidumbre y mejor adaptación al entorno para la persona con TEA.


Tengas o no un familiar con Trastorno del Espectro Autista, es necesario que estés sensibilizado sobre el tema y lo que implica en ambientes tan agobiantes. Esto será de mucha ayuda para ellos y sus familiares en momentos de semejantes desafíos. Ya seas un profesional que interviene en el proceso, un personal del recinto o hasta un pasajero o tripulante, podés hacer que el viaje de esa persona sea menos tenso y más llevadero.


119 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page